fbpx
Blog Axon Training

Emociones que atraviesan el cuerpo de los actores

Emociones de los actores: antes y durante una representación teatral.

El aporte del Coaching.

Este trabajo está tomado de vivencias obtenidas de un grupo de actores que representan la obra de teatro: “¿Para qué me drogo?”, de Julio César Pérez, en la ciudad de San Francisco, provincia de Córdoba.

¿Para qué son actores, los actores?

Actores interpretando personajes

“Para ponernos en la piel de un personaje, y transmitirlo con el cuerpo, las emociones, la voz y el lenguaje; para un público que espera disfrutar de un buen espectáculo. Nos conectamos con nuestras propias emociones y las del personaje, a fin de poder encarnar con pasión, amor y entrega, el rol asignado. Esto nos permite contar la historia que estamos representado, de una manera creíble, auténtica”.

Actores.

La conexión del actor con sus emociones y las del personaje son fundamentales, ya que son el puente entre la mente y el cuerpo, son las responsables de una buena salud. Al escuchar nuestras emociones y usarlas adecuadamente, logramos adueñarnos de ellas para vivir mejor.

Fred Kofman, usando una metáfora muy clara, dice que:

“Las emociones son como un río que fluye y cambia según lo que va sucediendo en la vida; es agua en movimiento que se transforma, se evapora, se convierte en nubes. En cambio, el estado de ánimo es como el agua que se encuentra detenida en un estanque: se pudre porque no tiene salida”

Las emociones que más favorecen el funcionamiento armónico del corazón son las emociones como la gratitud, la alegría y, fundamentalmente, el amor.

Podemos decir que sin emoción no hay decisión, éstas son imprescindibles para la toma de decisiones, y también nos conducen a mejores acciones.

Cada una de las emociones, nos induce a una acción concreta. Al desconectarnos de las emociones que provienen del dolor (enojo, tristeza, miedo, culpa, aburrimiento), simultáneamente nos desconectamos de las emociones que provienen del placer, ambas actúan juntas.

Por consiguiente, al cerrarnos o alejarnos de emociones que nos causan dolor, nos estamos negando a vivir emociones placenteras con intensidad.

¿Qué emociones sienten los actores antes y durante la función de teatro?

Actores 1,2: “Es todo muy mágico, es como encender una luz en la mente y se fusiona con el corazón con mayor intensidad, siempre.”

¿Cómo es esa luz?

Actor 1: “Es inmensa, muy potente, se expande en todo nuestro interior, y nos permite conectarnos con nuestras emociones y las del personaje.”

Actor 2: “Es una mezcla linda de emociones que atraviesan nuestro cuerpo y nos ayudan a dar lo mejor en el escenario.”

Actor 3: “Necesitamos identificar nuestras emociones para conectarlas con las del personaje. Esto nos permite contar una historia teatral, desde la creación de un personaje, creíble, auténtico, real, de carne y hueso.”

¿Quiénes están siendo ustedes en esta situación de conexión con sus propias emociones y las del personaje que representan?

Actor 4: “Somos actores que nos identificamos con nuestras emociones de miedo, ansiedad, alegría, entusiasmo, a través de nuestro cuerpo, nuestra voz, nuestro lenguaje; y nos conectamos con las emociones del personaje que hemos construido y que elegimos representar, dándole vida en el escenario y en los ensayos.”

Actor 5: “Nos atraviesan varias emociones por el cuerpo. En mi caso, tanto en los ensayos como en las funciones, me genera alegría. Disfruto el momento, lo vivo positivamente, siento bienestar. Y más cuando logramos lo que esperábamos, el éxito.”

Actor 6: “La alegría de lograr el éxito que deseábamos, nos invita a la celebración. Al celebrar aumenta nuestro nivel de disfrute, nos estimula y nos une cada vez más como personas, como actores y como equipo de trabajo. Los resultados son óptimos cuando hay un trabajo interior, lo que nos permite alcanzar nuestras metas.”

Actor 7: “A los actores nos invade la emoción de tristeza cuando llegamos a la última función, cae el telón y tenemos que desprendernos de ese personaje que construimos a partir de todo el amor que le dimos. Esta emoción genera en nosotros una disminución de nuestra energía, y torna más lento nuestro metabolismo.”

¿Qué les dice a ustedes la tristeza?

Actor 1: “Que tenemos que permitirnos el espacio para el duelo de aquel personaje que no volveremos a representar, y de aquella obra que bajó por última vez el telón.

Como así también de aquel adicto que no pudimos ayudar. A veces ocurre que evitamos conectarnos con la tristeza, por miedo a sentir el dolor, y reprimimos nuestro amor.”

¿Qué emociones son las que más impactan en el cuerpo de los actores, antes y durante una función de teatro?

Todos los actores coinciden en decir, el miedo, pero que no es un miedo paralizante.

¿Qué les dice el miedo?

Actor 2: “Nos invita a la reflexión, a un trabajo introspectivo acerca del personaje y del proceso de actuación; a fin de poder fortalecernos para dar lo mejor de nosotros en cada función, por amor al público.”

Actor 3: “Podemos decir que es un miedo edificante. Y está muy bueno que sintamos miedo los actores, porque esa emoción nos estimula a trabajar muy bien para que la actuación sea exitosa.”

Actor 4: “El día que dejemos de sentir un poco de miedo en la actuación antes y durante la función, tendríamos que pensar en retirarnos”. (Risas de todos).

Tenemos que utilizar el miedo como guía y no dejar que se apodere de nosotros. Las conversaciones que tenemos de manera individual y grupal, son muy buenas porque nos ayudan a trabajar nuestros miedos.”

¿En qué parte del cuerpo sienten el miedo y la tristeza?

Actores escuchando guía del Coach

Los actores responden: “En el pecho, en el estómago, en la cabeza y en nuestros pensamientos, sentimos miedo. Mientras que la tristeza se manifiesta con lágrimas, desánimo, a veces llanto, y un poco de angustia”.

Actor 5: “Lo bueno es que tenemos herramientas para salir de estas emociones y estados de ánimo. La respiración, relajación, ejercicios físicos, meditación y yoga, nos ayudan a no instalarnos en emociones negativas y a mejorar nuestros estados de ánimo. Estos ejercicios están muy instalados en nosotros y nos permiten enriquecer nuestros personajes, y a tener mejor salud física, mental y emocional.”

Actor 6: “El entusiasmo nos llena de fuerza para esmerarnos y representar una obra de calidad; y nos da tranquilidad de conciencia al saber que hicimos las cosas bien.”

¿Qué otras emociones aparecen?

Actor 7: “La culpa; sentimos culpa cuando no ponemos el compromiso en lo que hacemos, cuando faltamos a nuestras promesas y responsabilidades. Esto amerita una conversación con el director, a fin de trabajar en uno mismo y mejorar el proceso y los resultados.”

¿Qué les dice la culpa?

Actor 1: “Que si no tomamos acción al sentir culpa, podemos caer en el estado de ánimo de remordimiento y también desarrollar una actitud pesimista hacia nosotros mismos.”

Actor 2: “Aparece también la emoción de enojo cuando se transgreden los límites en ensayos y funciones. En estos casos una adecuada conversación es muy valioso. Cuando no expresamos el enojo, se genera resentimiento, rencor, y una pérdida de confianza.”

¿Quiénes quisieran ser cuando aparecen las emociones de miedo, culpa, enojo?

Todos los actores coinciden al decir: “El personaje que representamos en cada función, porque nos genera: pasión, amor, alegría, entusiasmo, y mucha felicidad.”

¿En qué los beneficia?

Los actores expresan: “En lograr el éxito que deseamos sobre el escenario, por amor al arte, a nosotros, y a nuestro público.”

Se observa a los actores muy agradecidos y lo manifiestan en el cuerpo, en sus emociones, en el lenguaje, en la voz, en la improvisación y en el juego escénico.

Se produce en ellos un cambio energético casi instantáneo, y comienzan a revalorizar todo lo hermoso y mágico que les sucede, antes y durante cada función de teatro.

Concluyen la conversación con estas palabras, que uno de ellos expresa:

Hoy seré dueño de mis emociones.
Si me siento deprimido, cantaré.
Si me siento triste, reiré.
Si me siento enfermo, redoblaré mi trabajo.
Si siento miedo, me lanzaré adelante.

Og Mandino
Julio César Pérez
Coach Ontológico Profesional:
Doctor y Licenciado en Ciencias de la Educación
Dramaturgo, Actor y Director de Teatro

Axon Training

Agrega tú comentario