fbpx
Axon Tips

Felicidad: Cinco Claves para vivir más felices

En este artículo encontrarás una breve introducción a la ciencia de la felicidad y 5 recomendaciones para fomentar el disfrute de la vida.

Hoy llego con muchas preguntas y pocas respuestas sobre un tema que iremos desvelando juntas/os a medida que avancemos en nuestro viaje.

Lo primero que quiero preguntarte es:

¿Qué es para ti la felicidad?

La búsqueda de la felicidad, de su significado y alcance, ha sido tema de reflexión para muchos pensadores a través de las épocas. 

Yo, personalmente, pienso que todos los seres humanos sobre la faz de la Tierra nos hemos preguntado alguna vez sobre este tema.

¿Qué es para mí ser feliz? ¿Qué es lo que se requiere para ser feliz? ¿Alguna vez he sido feliz? ¿Cómo se siente la felicidad? ¿En dónde está la felicidad? ¿Qué debo hacer para encontrarla?

Las preguntas son infinitas…

Y han sido tantas y tan diversas que la ciencia no ha podido mantenerse al margen de tan interesante cuestión. 

Algunos se plantearon la hipótesis de que la felicidad es: sentir bienestar y euforia todo el tiempo, sin embargo, algunos estudios revelaron que un estado de ánimo equilibrado y calmo es psicológicamente más saludable y productivo para el ser humano. De hecho, incluso existen investigaciones que han comprobado que si pones demasiado esfuerzo en sentirte bien todo el tiempo, en realidad lo que vas a conseguir es sentir frustración y molestia por no cumplir con esas expectativas.

Otras personas partieron de la idea de que: la riqueza material era la felicidad en sí misma. 

Aunque reconocieron que contar con la libertad financiera de solventar todas las necesidades personales y familiares es un gran alivio, y que nos brinda tranquilidad y solvencia para ir por aquello que soñamos, hay personas que han conseguido metas financieras muy altas y, sin embargo, no se describen a sí mismas como felices.

Así podríamos seguir ad infinitum, algunas personas pensamos que es un camino, otras que es un destino final, otras que llegará cuando encontremos a la pareja perfecta o cuando alcancemos tal o cual meta, es por eso que llegar a un consenso puede resultar casi imposible.

Sin embargo, hoy, quiero compartirte una definición, que desde mi mirada, es una de las más integrales para describir este complejo y controversial concepto.

Tal Ben-Shahar, doctor en psicología y filosofía de la universidad de Harvard, conocido estudioso del tema, inspirado en las palabras de la escritora y activista Hellen Keller, quien dijo sobre el asunto: “Para mí la única definición de felicidad es plenitud” definió a la felicidad como:

“La experiencia de bienestar de la persona en su totalidad” tomando en cuenta que los cinco elementos de una persona integral son:“el bienestar espiritual, el bienestar físico, el bienestar intelectual, el bienestar relacional y, por último, el bienestar emocional.” (traducción libre del inglés para este artículo)

Hellen Keller

Espero que esta contribución de Tal Ben-Shahar traiga luz a tus propias reflexiones, para que le vayas poniendo tus propios ingredientes a un constructo tan íntimo y personal como lo es la felicidad.

Ahora que ya vemos claridad alrededor de lo que para nosotras/os podría ser la felicidad, acompáñame a conocer un poco más sobre la llamada ciencia de la felicidad.

¿Qué es la ciencia de la felicidad?

Es conocida en el mundo de la ciencia como psicología positiva, y aunque no lo creas, es exactamente eso: la ciencia de la felicidad. 

Los teóricos e investigadores de este campo exploran la ciencia que hay detrás de lo que es la felicidad y como experimentarla. Observan a las personas que se reconocen felices y recogen aquellas acciones que estas hacen diferente, con relación a las que se sienten frustradas y sin un sentido de vida.

Buscan aquello que podemos hacer para sentirnos más felices.

Este planteamiento psicológico es relativamente nuevo en la historia de la disciplina, pues durante muchas décadas su enfoque se centró, casi exclusivamente, en lo desagradable, en la patología, en los peores escenarios personales y en los desafíos a resolver en nuestras vidas.

Y aunque se ponía alguna atención al bienestar y al alto rendimiento, el foco principal estaba en los problemas y no en las posibilidades.

Esta mirada, sin duda alguna, permitía que indaguemos a fondo y nos levantemos de las caídas a lo largo de nuestro camino vital, sin embargo, en ese momento, no contaba con el conocimiento para impulsarnos más allá y mostrarnos la posibilidad de lograr un nivel más alto de rendimiento y de satisfacción personal.  

La psicología positiva cambió el escenario.

De repente, se creó el espacio para mirar el lado brillante de la vida, y se puso el foco en aquellos pensamientos, hábitos y sensaciones que nos convierten en personas más productivas, conciliadoras y plenas.

En resumen, la psicología positiva es una rama de la psicología que se ocupa de estudiar las fortalezas del carácter y los comportamientos que nos permiten construir una vida con sentido y propósito, y que nos dan la oportunidad de pasar de la supervivencia al florecimiento.

Dentro de su campo de acción, encontraremos temas como la gratitud, la resiliencia, el perdón y la aceptación.

Nota importante: la psicología positiva NO consiste en negar la existencia de nuestras emociones negativas, de los desafíos que experimentamos en la vida o de las cosas desagradables que ocurren en el mundo. Se trata de ver la vida en todas sus dimensiones y poder apreciarla tal como es.

Y ¿Qué podemos hacer para vivir más felices?

Los teóricos e investigadores de la psicología positiva, se han hecho esta pregunta, y dedican sus esfuerzos a identificar los elementos de una vida plena y completa, también han propuesto y probado prácticas para mejorar la satisfacción y el bienestar de nuestro viaje vital, así que, a continuación te comparto 5 recomendaciones felices para aplicar en tu vida:

PRIMERA. Permítete ser humana/o 

Acepta tus emociones sin importar si son “buenas” o “malas” (socialmente hablando). Cuando aceptamos emociones como el miedo, la envidia, la ira, la tristeza o ansiedad como parte de nuestro abanico de sensaciones, podremos abrirnos a experimentar también las emociones placenteras. 

Rechazar nuestras emociones, ya sean agradables o desagradables, nos lleva a la frustración y la posterior sensación de sinsentido e infelicidad. 

La cultura occidental nos ha implantado la idea de que solo debemos sentir emociones agradables y que todas aquellas que nos traigan incomodidad deben ser reprimidas y enterradas en lo más profundo. 

Sin embargo, si no eres capaz de sentir tristeza ante el dolor humano, o ira frente a algo que consideras injusto o represivo, si no puedes ir más allá de tu propio dolor para indagar sobre lo que te sucede, seguramente terminarás justamente en el lugar que tratas de evitar escondiendo esas emociones “malas”.

Y ¿Cómo podemos expresar nuestras emociones en lugar de reprimirlas?

Las opciones son diversas, sin embargo, algunas opciones para dejar salir lo que sientes pueden ser: escribir sobre lo que sientes, hablar con una persona de confianza o simplemente buscar un espacio seguro y llorar hasta que se agoten las lágrimas.

Recuerda. Cuando aceptamos lo que sentimos y nos damos permiso para experimentar esas emociones densas, las heridas sanan, las sensaciones desagradables se liberan y pronto estaremos más abiertas/os a disfrutar de las emociones alegres y placenteras.

SEGUNDA. Incluye experiencias significativas en tu día. 

Aunque lo ideal sería que tanto en tu vida profesional como personal pudieras disfrutar, cotidianamente, de experiencias significativas y disfrutables, lamentablemente, esta no es la realidad de todas las personas. 

Por eso, si este es tu caso, debes asegurarte de incluir al menos una actividad, en tu agenda semanal, que te proporcione placer y sentido.  

Los investigadores aseguran que si dedicas una o dos horas a este tipo de experiencias, afectarán positivamente el resto de tu día y de toda tu semana.

TERCERA. Hazlo simple.

Vivimos en la sociedad del apuro y la sobresaturación, estamos acostumbradas/os a estar siempre ocupadas/os, si un espacio de nuestra agenda diaria queda libre, no podemos esperar para aceptar alguna reunión o proyecto y llenarlo de inmediato.

En muchos de los casos, hemos olvidado por completo darle un tiempo a la recreación, al ocio, al descanso y al autocuidado, cuestiones que, en algunos ámbitos sociales, se consideran algo casi “pecaminoso”. 

Por esa razón, además de planificar y priorizar adecuadamente, una estrategia clave que puedes incluir en tu vida para simplificarla es: aprender a decir NO a aquello que hace más complicada tu vida, para poder decirle SÍ a lo que te hace bien y a lo que te encamina hacia la experiencia vital que anhelas.

CUARTA. Recuerda que eres un ser integral.

Así como aquello que pensamos, influye en lo que sentimos y tarde o temprano afecta nuestra integridad física, lo que hacemos o dejamos de hacer físicamente influye en nuestros pensamientos y emociones. 

Fomentar hábitos de autocuidado físico en tu rutina diaria es vital para que puedas conectar y gestionar tus emociones de mejor manera y tener la mente más calmada y clara. 

Por más agitada que sea tu vida, incorpora en tu rutina diaria al menos 10 minutos de ejercicio físico, hábitos alimenticios saludables que incluyan horarios estables, y rituales que te permitan mejorar tu calidad de sueño.

QUINTA. Dedica tiempo a cultivar tus relaciones.

Compartir algo de tiempo con las personas que nos importan es de gran ayuda para nuestra salud mental y emocional. 

Crear espacios de intercambio con personas en las que confías y que se preocupan por ti es fundamental, y lo es aún más si estás atravesando momentos difíciles.

Genera espacios para conectar con tus personas favoritas y regálate un momento para recargar energías, sentirte amada/o y ver la vida con esperanza.

Entonces…

¿Qué recomendación vas a incluir en tu vida de hoy en adelante?

Comparte en los comentarios.

Es un placer leerte 

Autora:
Cristina Navarrete Landázuri (Cris Del Viento)
Coach ontológico y escritora.
Fundadora de El Refugio del Artista.
Redactora en Axon Training.

AXON TRAINING

Add comment

× ¿Quieres un Ebook gratis?