fbpx
Blog Axon Training

El poder del enojo

Asertividad en la gestión de la emoción.

¿Qué es el enojo? 

Desde el Coaching Ontológico, decimos que las emociones no son ni buenas ni malas, sin embargo, de acuerdo a la manera de gestionarlas nos pueden abrir o cerrar posibilidades.

El enojo, ha sido entendida siempre como una mala emoción, sin embargo, como todas las emociones, si es bien manejada, nos puede servir para establecer algún tipo de límites, como así también declarar un basta.

persona con humo en la cabeza simbolizando el enojo

Por lo tanto decimos que el enojo es una emoción, que consiste en una sobrecarga de energía acumulada, cuando una obstrucción se interpone en la concreción de un objetivo.

Muchas veces esa energía queda contenida o explota hacia la persona con la cual nos enojamos, entonces, esa energía termina siendo contraproducente, tanto para esa persona, como para nosotros. Decía Marco Aurelio, “Cuanto más penosas son las consecuencias del enojo, que las causas que las provocaron”

El enojo está sustentado en juicios propios, es decir, depende de lo que yo interpreto, o en obstáculos que nos impiden lograr lo que queremos, nos enojamos cuando algo nos frustra, siendo provocada por algún disparador que hace que dispare mi emoción.

mujer enojada gritandole a un celular

El enojo podemos manejarlo de varias maneras: explotar, implotar, gritar, patalear. De todas estas maneras que tenemos de expresar el enojo, ¿Qué podemos hacer para expresarlo de manera productiva? 

Una vez identificado el mismo, y sabiendo cual es nuestra reacción ante esta emoción, podemos tener en cuenta varias formas de expresar este enojo productivamente. 

Primero y principal es identificar la emoción del enojo, y una forma es preguntarnos ¿qué me enoja? 

Expresarlo al otro de manera clara, realizando pedidos a las personas involucradas, renegociar, hacer ofertas, promesas, para poder cambiar ese estado actual por uno en el cual nos sintamos recompensados o escuchados

Y sobre todo revisar la importancia que le dimos

Dice Aristóteles: “Cualquiera puede enojarse, eso es algo muy sencillo, pero, enojarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno,  con el propósito justo y del modo correcto… eso, ciertamente, no resulta tan sencillo”. 

Te dejamos un ejercicio de P.N.L que lo podes poner en práctica para transformar tu emoción….

  • Te invitamos a cerrar los ojos, y a respirar profundamente
  • Explora tu cuerpo e identifica en que parte de tu cuerpo se encuentra el enojo
  • Una vez localizado el enojo, ponle un color negro, como si se tratara de un humo negro que se instaló en ese lugar.
  • Respira profundamente, imaginando como va saliendo el humo cada vez que exhalas
  • Continúa respirando, hasta que ese sentimiento se haya calmado o desparecido de tu cuerpo.
  • Ahora siente la tranquilidad y la paz en tu cuerpo por unos segundos, reconoce que puedes tener el control sobre tus sentimientos.
  • Abre tus ojos y observa al mundo que te rodea desde otro punto de vista, más amable, aceptando el hecho que ninguna persona puede hacerte enojar.

Autoras:
Carina Cecchia – Coach ontológico
Valeria Martinez – Coach ontológico

Axon Training

Agrega tú comentario