fbpx
Transforma tu vida y aprende como comunicarte de manera acertiva con el Curso de Coaching

¿Por qué es tan importante el coaching en la empresa?

En este artículo encontrarás una breve aproximación al concepto de coaching laboral y sus indiscutibles beneficios para la empresa.

¿Eres coach y estás pensando en especializarte? ¿Aún no sabes qué camino seguir?

¿Quisieras un poco de claridad?

¿Las opiniones son diversas y no sabes por dónde empezar?

Cuando te encuentras en una disyuntiva, sin saber por dónde ir, lo mejor es empezar por el principio: 

Investiga a fondo sobre cada una de las opciones que tienes a la mano, encuentra aquella que haga latir tu corazón.  

No te voy a mentir, las sendas son muy variadas, sin embargo, hoy quiero hablarte de una en especial, para que empieces por algún lugar.

¿Has escuchado hablar del coaching laboral?

Estoy segura de que sí. 

Pero si, por alguna razón, no es así, definitivamente has escuchado hablar del coaching empresarial, organizacional, ejecutivo o de equipos.

Ahora ya tienes una idea de lo que se trata el coaching laboral. 

El coaching laboral es la rama del coaching que acompaña a una organización, a sus equipos y líderes a desarrollar las habilidades y la mentalidad que necesitan para transformarse al ritmo de las exigencias del mercado, de la cultura y de las propias dinámicas sociales que ocurren en este espacio relacional.
Y aunque los beneficios que trae a la organización son muchos, te menciono solo algunos de ellos para brindarte claridad y perspectiva:

Grupo de personas en reunión laboral, planificando con gran concebtracuon  
 sus metas y tareas
Grupo de personas en actividad laboral, planificando metas y organizando tareas.

1. Fomenta una experiencia laboral saludable y productiva.

Mediante el proceso de coaching las personas encuentran herramientas que les permiten alcanzar sus objetivos y los de la organización, al mismo tiempo que cuidan de sí mismas.

Esto sucede porque se crea un espacio de interacción consciente entre la persona y la organización, lo que facilita que se detecten las coincidencias entre los objetivos personales y colectivos.

Cuando nos sentimos en el lugar indicado y en el momento indicado, podemos entrar en un flujo constante de enfoque y creatividad que nos permite conectar con nuestras mejores cualidades y con las de los demás.  

2. Aporta a mejorar la productividad y las relaciones en los equipos.

Los espacios relacionales saludables son indispensables para el óptimo rendimiento de una persona. 

Cuando existen sitios en los que no es posible expresar las opiniones, explotar los talentos o dar rienda suelta a nuestra creatividad, nuestra productividad sufre y con ella los resultados que espera la empresa.

Un acompañamiento efectivo generará zonas seguras para dialogar, expresar y resolver. Y una vez que perdemos el miedo a ser y decir, tanto la comunicación como la empresa navegan viento en popa.  

3. Favorece una cultura de aprendizaje continuo, respeto y confianza.

No sé si has tenido la vivencia, pero a mí me pasó. 

Por algún tiempo presté mis servicios en una empresa en donde equivocarse o no estar de acuerdo era, prácticamente, un delito. 

Y si querías mejorar como profesional, ni siquiera soñar con el apoyo, debías hacerlo sin ayuda. 

Todas las personas salimos despavoridas en cuanto tuvimos oportunidad, si hubiésemos tenido el acompañamiento adecuado y también nuestro jefe de ese entonces, probablemente, otras serían las circunstancias.

Tener las puertas abiertas para expresar con confianza, recibir la retroalimentación con respeto, mirando hacia el futuro para corregir y mejorar; y contar con el apoyo para aprender y desarrollar nuevas habilidades, son características de empresas en donde el proceso de coaching ha tenido su espacio y la cultura de coaching ha permeado en su estructura.

4. Estimula el fortalecimiento de un estilo de liderazgo transformacional en las posiciones de coordinación y jefaturas.

Como podrás imaginarte, para que la cultura organizacional sea inundada por el espíritu del coaching, es vital que los directivos de la organización se conviertan en activistas de esta nueva cultura. 

Entonces, así como el proceso de coaching laboral interviene en los procesos de la organización y acompaña a sus integrantes a transitar desafíos personales y de equipo, también provee, a cada una de estas personas, de herramientas para atravesar retos futuros, sin la presencia del coach.

En el caso particular de aquellas personas que ostentan posiciones de dirección, su labor principal, aunque no la única, es brindarles los recursos para que se conviertan en líderes coaches, que faciliten espacios genuinos de transformación y desarrollo. 

Grupo de jóvenes reunidos en ámbito laboral, intercambiando ideas de motivación.
Reunión laboral junto a personas trabajando la motivación y planificación de estrategias.

Y ¿Cuáles son las características de este tipo de coaching?

Su esencia es acompañar a obtener los resultados deseados, sin perder de vista la integridad del ser humano que tenemos frente a nosotros.

Aunque muchas veces el profesional del coaching, en este caso particular, tendrá un patrocinador y un cliente distintos, (la empresa es la que paga y el colaborador es el que recibe el acompañamiento), siempre debe tener presente que la integridad de la persona es una prioridad.

Habiendo dicho esto, vamos al abordaje de las características más relevantes:

1. Existen diferentes puntos para el abordaje.

El enfoque de cada proceso será diferente dependiendo del tipo de organización y de las metas que desee alcanzar. 

Los objetivos empresariales deben coincidir de alguna manera con los de sus colaboradores, de lo contrario es muy posible que el proceso sufra retrasos y contratiempos.

Este tipo de cosas se harán evidentes durante la etapa de diagnóstico, y nos permitirán enfocar la estrategia a los sitios adecuados.

Una vez que tengamos claro el panorama, se harán evidentes las técnicas que deberán aplicarse para avanzar con el acompañamiento.

2. La relación coach-cliente debe ser de confianza.

Como en cualquier otro campo del acompañamiento personal, para que logremos resultados, es indispensable generar espacios de confianza, respeto y confidencialidad. 

En este caso, suele resultar algo complejo. Si decides optar por este espacio de acción, tendrás que gestionar efectiva y asertivamente la relación entre el cliente (colaborador) y el patrocinador (empresa). 

Es aquí en donde entra en juego la ética profesional. 

Por ejemplo, habrá casos en los que la empresa, que es quién paga la factura, quiera saber hasta el último detalle de lo que hablaste con la persona a la que acompañas, aunque sean cosas personales.

Para evitar este, y otro tipo de situaciones incómodas, los acuerdos que se hagan deben ser aceptados por todas las partes, sin secretos ni medias verdades.

Solo así lograrás obtener los resultados esperados, protegerás tu prestigio profesional y estarás abrazando la responsabilidad de lo que significa ser coach profesional.

Grupo de personas rodeando una mesa, planteando estrategias para alcanzar los objetivos.
Espacio creativo, personas intercambiando ideas y responsabilidades.

3. La responsabilidad es compartida.

En espacios institucionales, generalmente, los objetivos del proceso han sido establecidos previamente, existen cronogramas para sesiones individuales, grupales, de avances, entre otras formalidades. 

En estas condiciones, es importante que tengas montada una estrategia clara y efectiva de seguimiento y evaluación del proceso, tanto individual como de equipo, que puedas aplicar periódicamente para respaldar el avance.

La consigna es acompañar de manera no directiva, pero ser constante a la hora de señalar cuando se ha perdido el rumbo, recordar los acuerdos e incluso detectar la necesidad de reformularlos.

¿Cómo vamos hasta aquí?

¿Cuál es la importancia del coaching laboral?

Este es un elemento clave para desarrollar y promover el potencial de cada una de las personas que hacen parte del mundo empresarial.  

Una empresa atravesada por una cultura de coaching no solamente permite alcanzar los objetivos institucionales, sino que sus bondades se reflejan también en la confianza, autorrealización, rendimiento y compromiso de su personal.  

Lo que a su vez, va a influir en la satisfacción del cliente y las relaciones con proveedores y otros sectores asociados.

Además, el coaching laboral también facilita procesos de alta complejidad como puede ser la transformación de una cultura organizacional, ya sea para adaptarse a los nuevos desafíos del ambiente o para entrar en procesos de fusión.

Por eso, sin importar si existe un proceso de cambio que atravesar o no se ha visto la necesidad, el coaching en la empresa enriquece la cultura organizacional, aporta a mejorar la comunicación y propicia un liderazgo más ajustado a los nuevos tiempos, humano, cercano y transformador.

Ese es el coaching laboral.

¿Qué te parece?

Comenta tu experiencia en los comentarios.

Será un placer leerte.

Autora:
Cristina Navarrete Landázuri (Cris Del Viento)
Coach ontológico y escritora.
Fundadora de El Refugio del Artista.

AXON TRAINING

2 comments

× ¿Quieres un Ebook gratis?