fbpx
Blog Axon Training

¿Qué dice el Coaching Ontológico sobre la Realidad que atraviesas?

“Ríe y el mundo reirá contigo. Llora y llorarás solo”. Fue así como nos enseñaron que la realidad podía ser cruda; que no siempre estaría de nuestro lado y que además, estaba fuera de nuestras manos poder hacer cambios para que las cosas marchasen como quisiéramos.

¿Qué es la realidad, entonces? La Real Academia Española define Realidad como aquello que ocurre verdaderamente, o lo efectivo en contraposición con la fantasía. A partir de aquí queda en nosotros definir la verdad y lo efectivo; vayamos por partes.

¿Qué entiendes tú por realidad?

Cuando pensamos en la Realidad, tendemos a pensar en la situación que percibimos a nuestro alrededor. Por ejemplo, podemos creer por Realidad nuestra situación laboral, nuestra relación con nuestra familia, el tráfico por las mañanas, la economía de nuestro país o la explotación.

¿Será que la realidad es siempre lo que está frente a tus ojos?

Desde el Coaching Ontológico

El Coaching Ontológico es una disciplina que se encarga del entrenamiento del Ser. Se enfoca en el impulso voluntario de una transformación que permite desde la reconciliación personal hasta el enfoque en los compromisos de vida.

Rafael Echevarría, uno de los padres del Coaching Ontológico y autor del célebre libro “La Ontología del Lenguaje”, sostiene que lo que nosotros percibimos e interpretamos de nuestra realidad no siempre expresa la verdad; pues nuestra forma de mirar sólo nos sirve para definir lo que ven nuestros ojos.

En esta disciplina se cree firmemente que la realidad depende de nuestras interpretaciones y por tanto, es maleable. Al cambiar nuestra forma de observar e interpretar, al ver dese otros puntos de vista, logramos abrir nuevas posibilidades de acción. 

La fórmula de la realidad

Haz este ejercicio: Pregúntale a tus amigos más cercanos “¿Quién soy?” y tómate algunos minutos para escucharlos; verás que ellos te interpretan de distintas maneras y además, notan cualidades en ti que ni siquiera tú sabías que tenías.

A partir de lo explicado anteriormente, podemos decir que para poder ver nuestra realidad, necesitamos juntar dos factores: Los hechos que ocurren y vemos con todos nuestros sentidos, y las interpretaciones que nosotros como individuos, damos.

REALIDAD = HECHOS + INTERPRETACIONES

Para poder comprender esta fórmula, te invitamos a visualizar esta situación: Tus amigos y tú acordaron ir a un restaurante a almorzar. Lamentablemente la especialidad de este lugar no era lo tuyo, así que pediste la comida más “standard” del lugar. El plato que elegiste te resultó tanto insípido y decepcionó; sin embargo, tus compañeros disfrutaron la comida al máximo y calificaron el restaurante como el mejor. ¿Cuál realidad es más válida? Ambas lo son.

Por un lado, tu interpretación estuvo ceñida al plato que probaste; sin embargo, los platos que tus amistades probaron eran otros y al ser de la especialidad del lugar, generaron otra interpretación totalmente distinta a la tuya; sin embargo, eso no quita la validez a tu interpretación.

Abramos posibilidades

Si bien, no podemos hacernos responsables de los hechos que ocurren a nuestro alrededor, pero sí de las interpretaciones que les damos, pues determinarán la actitud que tomemos frente a ellos.

Para cambiar tus interpretaciones, te aconsejamos cambiar de “observador” a través de tus palabras. Hagamos un ejercicio: cierra los ojos e imagínate qué diría la persona que más te quiere ver surgir, ante la aparición de un problema en tu vida. Verás que esta persona te llenaría de palabras de aliento y daría seguridad para enfrentar retos.

Cambiando tu observador, empieza a cambiar el lenguaje que utilizas; habla desde esa mirada y genera una nueva realidad cambiando tus interpretaciones de los hechos que observas. Verás que poco a poco, tu realidad será nueva.


Como conclusión, a pesar que todos pensemos contar con una realidad única, esta se despliega en una interminable lista de variantes entre cada individuo que compone la sociedad. Para cambiar nuestra realidad, debemos partir de nuestra interpretación y por tanto del observador que estamos siendo.

Si aún no sabes cómo generar este cambio en tu mirar, te invitamos a ponerte en contacto con nosotros y descubrir la clave haciendo clic aquí. Lo principal es que te plantees responder lo siguiente: ¿Estás dispuesto a cambiar tu realidad?

Agrega tú comentario

Usuarios en Línea

6 Users en línea