fbpx

Refuerza tu compromiso para lograr tus objetivos

Después de haber transitado la carrera de coaching ontológico, he podido visualizar la importancia del compromiso que tengo en mi vida y en cada momento. Primeramente, voy a reflexionar sobre la palabra compromiso.

¿Qué es un compromiso?

Según el diccionario de la real academia, compromiso, es una obligación o que la palabra está dada. Quiero reflexionar sobre lo último, ya que me acuerdo que un día escuché que, si uno expresaba que estaba comprometido con tal cosa o con esa persona, lo estaba de verdad, así como los caballeros feudales que se daban la mano para no pelear más y se cumplía. Actualmente, en algunos pueblos pequeños alejados de la ciudad, uno expresa por ejemplo que extrajo su tarjeta del banco y menciona que rápidamente pagará lo que debe en frutas o verduras y la gente cumple. A veces quizás en negocios del barrio de una ciudad se da esto, pero ya es muy raro y difícil que esto se cumpla.

Entonces, ¿Cuál es la diferencia entre compromiso y deseo?

En relación a la pregunta anterior, el diccionario, plantea que el compromiso está relacionado a desear algo, de esperanzarme de anhelar. Es decir, el deseo se relaciona con el sentimiento de desear algo con firmeza. Por ejemplo, deseo ir de vacaciones a una playa hermosa, o ir a conocer Europa. En relación a lo anterior, expongo que el compromiso difiere del deseo, ya que según mi visión, el compromiso se efectúa en relación a los demás y con los demás. En cambio el deseo, es lo que yo anhelo que puede ser diferente a lo quieren los demás.

¿Cómo se puede enseñar e inculcar el compromiso para que este sea verdadero?

Primeramente, considero que es importante creer en el compromiso y enseñarlo así a las futuras generaciones. Ya sea entregando este compromiso en forma verbal o escrita. En relación a lo anterior, quisiera citar a continuación la siguiente cita de Jim Selman. “La capacidad de comprometernos es probablemente el aspecto más destacable y constitutivo de nuestra existencia.” Concuerdo totalmente con el autor Jim Selman, ya que en cada momento estoy comprometida con algo. Ya sea con mi cama si quiero dormir un poco más, o con leer un libro, o con estar un rato conmigo misma sin hacer nada, tomando así fuerzas para realizar otra acción. Pero también desde la mirada del coaching de poder comprometerme conmigo mismo a cambiar por ejemplo un hábito que quiero modificar hace tiempo. Por ejemplo, cambiar el hábito de hablarme mal a mí mismo, y me comprometo a realizarlo, y me hablo positivamente y en calma. A su vez este compromiso lo relaciono con que querer cambiar y si es necesario que un coach me ayude a través de la sesión de coaching, tengo y asumo ese compromiso, conmigo mismo y también con el coach.

La necesidad de escoger

Otro elemento importante del compromiso, al comprometerte con una persona o invitación, debo escoger, esto quiere decir que algunas cosas o situaciones dejo de lado para hacer otras. Por ejemplo, hoy iré al cumpleaños de mi mejor amigo, pero mañana no iré a ver a mis primos, ya que debo estudiar.

Rafael Echeverría, autor de la ontología del Lenguaje, plantea a Humberto Maturana, quien cita lo siguiente, “El lenguaje nace de la interacción social entre los seres humanos. En consecuencia, el lenguaje es un fenómeno social, no biológico”. Concuerdo con Maturana, ya que para hacer efectivo el compromiso, debe este poder expresarse para que las personas sepan cuál es tu decisión, sobre qué quieres que pase, si, por ejemplo, ese día quieres ir a una celebración o quedarte en casa estudiando.

Además del aspecto del escoger, está el de identificar la emoción, es decir, si acepto esa invitación, como me siento yo con esa decisión, por ejemplo, si me va a producir alegría en mi interior y exterior, continuo, de lo contrario en el caso que no me sienta bien con la decisión, debo replantarme mi decisión. Además, el compromiso se ve reflejado en las palabras que utiliza la persona, por ejemplo; estoy comprometida, quiero, eso me llena de emoción, lo disfruto. Al expresar verbalmente el compromiso, quiere decir que la persona está contenta con su compromiso y su elección.

¿Cómo se relaciona el compromiso con el coaching?

Como mencioné anteriormente, el compromiso es da la palabra hacia ti mismo o también hacia los demás. Lo importante que quiero extraer, es reflexionar sobre que estas comprometido tú mismo, que quieres que pase, es lo que se dice en coaching. Mucho de lo que quiere que pase, se relaciona a la conversación que tienes contigo mismo y con los demás. Eso te va a mostrar tu compromiso que tú puedes tener. El autor y coach de variados libros, Tonny Roobins, plantea la siguiente cita, “no hay éxito duradero si no hay compromiso.” Coincido totalmente con  Robbins, ya que para tener éxito en la vida, depende de los compromisos que hago y de los que cumplo. Alguna vez escuché que los compromisos que pactas y cumples son los que te van a caracterizar como persona. En relación al coaching, cumplir hacia el cliente la sesión, es decir, el día y la hora en que se pactó la sesión.

Quisiera citar a Leonardo Wolk, autor del libro El arte de soplar las brasas quien expone que en el coaching, lo más importante que se debe tener en cuenta es el compromiso de la confidencialidad, por parte del coach, ya que él debe (Wolk, 2013, pág, 120) velar para cumplir el código ético de la ICF(International Coaching Federation), que posee un código bajo y para el reguardo de los coaches y también hacia el cliente.

En conclusión

Quisiera plantear lo siguiente en relación al coaching, en esta área se trabaja por acompañar al cliente que quiere y anhela hacer ahora hacia el futuro. En relación a lo anterior, cito el siguiente pensamiento de Eduardo Pavlosky, citado por el autor Leonardo Wolk en su libro el arte de soplar las brasas; Ayer uno que aquél y hoy es éste. Pero es útil ver hoy el que uno fue ayer, porque en esta dialéctica se está construyendo el que uno será mañana.” (Wolk, 2013, pág. 134). Coincido con Eduardo, ya que sin duda si me equivoqué hoy en mi compromiso, por ejemplo, de no cumplirlo o e hacerlo de mala manera, el día de mañana siempre me entrega una mejor oportunidad para trabajar en ello. Mi compromiso entonces será hacerlo cada día mejor, para poder con eso otorgarme el éxito que deseo hacia mí mismo y también hacia los demás. Lo importante es que cada uno pueda identificar el compromiso desde su Ser qué desea y quiere para sí mismo.

Sabine Gleisner Vergara –Coach ontológica, Profesora de básica.

Jose S.

× ¿Quieres un Ebook gratis?