Blog Axon Training

¿Tienes lo que se necesita para alcanzar tus sueños?

En algún momento, todos hemos soñado en grande. Basta con recordar nuestra infancia, cuando decíamos que de adultos estaríamos haciendo cosas grandiosas en el mundo, para saber que hoy, también hay metas que ansiamos alcanzar; pero, ¿qué hacemos al respecto?

A medida que pasan los años, terminamos convenciéndonos de que esa realidad ideal que alguna vez nos planteamos es imposible y nos enfrascamos en hacer cosas “normales” que nos colocan en un espacio cómodo y a la larga, nos angustia y hace infelices. ¿Te animas a salir de ahí?

Soñando en grande

Cierra tus ojos por unos instantes e imagina ese gran sueño que te reservas a pensar muy de vez en cuando ansiando poder vivirlo algún día. ¿Qué pensamientos aparecen en tu mente?

Muchas veces limitamos nuestra capacidad de soñar en grande, creyendo que si lo hacemos es demasiado; que es imposible que esas cosas nos pasen, que no vamos a poder, ni que sabemos cómo lograrlo. De dicho modo, lo único que alcanzamos es condicionar nuestros sueños y los hacemos más pequeños hasta encerrarlos en una caja de conformismo.

soñar con alcanzar tus sueños.

Ahora, te invito a recordar todo lo que SÍ lograste en tu vida y reflexionar lo siguiente: ¿Hasta dónde hubieras llegado si siguieras soñando en grande? Lo más grande que puedas.

Vive tu realidad ideal

Desde el Coaching Ontológico nos referimos a la visión como aquella película mental que nos hacemos sobre lo que queremos que pase: nuestra realidad ideal y lo que ansiamos vivir. Sigue leyendo y encuentra estos 5 tips que, como Coach, tengo para ti y te ayudarán a diseñar los sueños que tienes a modo de que puedas alcanzarlos. ¿Estás listo para hacerlos realidad?

1. ¿Qué quieres que pase?

El primer paso consiste básicamente en plantear y definir concretamente qué es lo que quieres que pase. Asegúrate que tu objetivo sea claro para que puedas visualizarlo nítidamente en tu cabeza.

Definir tu sueño consiste en que te respondas con claridad: ¿a dónde quieres llegar?, ¿cómo te quieres ver?, ¿qué quieres que ocurra puntualmente?, ¿cómo estarás vestido?, ¿dónde te ves reunido? Cuantos más detalles tengas, tendrás la capacidad de crear una guía más concreta para definir el mejor camino hacia tu destino soñado.

Para elegir el mejor camino a tomar hacia tu meta, debes saber a dónde te diriges.

2. ¿Cuándo quieres que pase?

En el Coaching Ontológico se asocia la temporalidad con la declaración de compromiso sobre lo que decimos que queremos que pase; es decir: ¿cuándo quieres vivir tus sueños? Esta es una decisión que sólo depende de ti.

Definir fechas facilita a que nuestros sueños sean más concretos y que así, podamos organizarnos entorno a que día a día nos acerquemos a convertirlo en una realidad que nos hará felices. ¡Ten en cuenta que la fecha que elijas sea factible! Si tu sueño es, por ejemplo, formar una familia, esto claramente no se logrará en una semana si aún no tienes nada resuelto.

Planifícate para alcanzar tus sueños.

Define una fecha alcanzable y razonable para que puedas disfrutar el proceso de lograr tus objetivos.

3. ¿Con qué recursos cuentas?

Para ir hacia tus sueños, te será de mucha ayuda hacer un recuento de los recursos materiales e inmateriales con los que cuentas actualmente. Los recursos materiales son, por ejemplo, el dinero y los objetos que posees; mientras que los recursos inmateriales son todas aquellas cualidades que no se pueden tocar, pero te harán resaltar del resto: tu motivación, conocimientos, compromiso, capacidad de relacionarte, entre otros.

Te invito a anotar en una libreta o cuaderno, un “inventario” sobre todos los recursos con los que dispones. A partir de este momento, dichos recursos se convertirán en tu as bajo la manga.

4. ¿Qué pedidos y ayuda necesitas?

Ya sabes lo que tienes, pero ¿qué pasa con los recursos que necesitas y no tienes? Aquí es importante que puedas definir qué es lo que te hace falta para que elijas qué y a quién debes pedirle.

Veamos algunos ejemplos: Digamos que quieres irte a Egipto pero no tienes un avión; en dicho caso deberás comprar un pasaje para contar con dicho recurso. Por otro lado, si quieres diseñar un sitio web para dar a conocerte como profesional, puedes pedirle ayuda a alguien que entienda de esto o contratar a un especialista en dicho rubro.

En el arte de alcanzar tus sueños, es importante aprender a hacer pedidos concretos y efectivos, dejándote ayudar cuando sea necesario.

5. ¡Manos a la obra!

Si has continuado leyendo este artículo y ya tienes en claro lo que quieres, para cuándo, qué recursos tienes y qué ayuda necesitas, ¡ahora sólo resta definir las acciones! Empieza a  concretar tus sueños en tu día a día a través de las decisiones que tomes cotidianamente.

¡Trabaja en alcanzar tus sueños!

Todos los días tenemos conversaciones con nosotros mismos que pueden acercarnos o alejarnos de nuestro sueño. Observa qué te dices a ti mismo y pregúntate si tus acciones del día de hoy te acercan hacia donde quieres llegar.


Recuerda que es posible que todo aquello que sueñas lo puedas convertir en realidad si diseñas un plan de acciones. El Coaching Ontológico nos regala herramientas para poder definir con precisión el qué, cuándo y cómo lograrlo; invitándonos a conectarnos con el compromiso de convertirlo en realidad.

¡Ten en cuenta que la diferencia que existe entre un anhelo y un sueño con compromiso es la determinación de accionar para hacer que las cosas pasen! Aprende Coaching Ontológico y empieza a transformar tu vida desde hoy.

Pau Arigós

Formadora y mentora en Axon Training certificada (2014), neurosicoeducadora graduada en la Asociación Educar (2019) y actualmente, cursando el ACP avanzado en Newfield Network. Terapeuta holística, consteladora familiar, maestra de Registros Akáshicos y de 5 sistemas de Reiki, biodescodificadora, terapeuta floral Bach y California, trabaja con eneagrama y técnicas transpersonales. Autora de “Simplemente Soy” (2011) y “¿Quién quiere ser feliz?” (2017).

Agrega tú comentario