fbpx
Blog Axon Training
Deja ir la culpa y se libre otra vez.

Deja ir la culpa y siéntete libre otra vez

¿Quién no ha sentido culpa alguna vez? Como sociedad, hemos desarrollado este sentimiento con el fin de adaptarnos conjuntamente y así, relacionarnos con nuestro entorno de forma armoniosa; sin embargo, hay veces en que este sentir puede apoderarse de nuestro día a día injustamente, generándonos una carga insostenible.

Dejar a un lado la tranquilidad y llevar la culpa en nuestra espalda puede resultar algo sumamente dañino. Sigue leyendo y descubre cómo resolver este problema.

¿Por qué se produce este sentir?

La culpa es un sentir de origen social. Puede desarrollarse en nuestro interior por diversas razones, pero una de las más fuertes es con frecuencia la que nace en nuestros primeros años de vida; etapa importante en la que integramos valores, costumbres y además, recuerdos.

Ver nuestro interior y sobre todo nuestro pasado, es importante al momento de indagar sobre el origen de la culpa que sentimos. Esta puede partir de dos tipos de experiencia: la crianza y valores aprendidos durante nuestra infancia, así como los reproches o expectativas forzadas que otros hicieron de nosotros a lo largo de nuestra vida.

¿De dónde nace la culpa?
¿De dónde nace la culpa?

Si bien, en el primer caso este sentimiento permite que nos adaptemos socialmente y así evitemos la impulsividad; sin embargo, cuando este sentir surge desde el segundo caso, aparece la presencia de un “culpador” que nos crea una cárcel mental y nos quita la responsabilidad de liberarnos de la culpa impuesta, llevándonos a adoptar conductas dañinas o a manifestarse de la peor manera en el día a día.

Aprende-coaching-prueba-7-dias-gratis

¿Qué sucede con el tiempo?

Según un estudio realizado por la Universidad de Vanderbilt de Estados Unidos, se comprobó que sentir culpa  en gran medida, surge cuando nos sentimos responsables por periodos desagradables que hemos atravesado, como por ejemplo: ansiedad, depresión, trastornos alimenticios, una relación tóxica e incluso, las proyecciones que tenían otros sobre nosotros.

Si bien, evitar que este sentir surja es inevitable en algunos momentos de nuestras vidas; pero lo que realmente puede lastimarnos es guardar y dejar que esta emoción se desarrolle en nuestro interior hasta convertirse en el por qué diario de nuestras acciones.

Estas son alguna de las repercusiones que puede tener en nosotros la culpa:

  • Físicamente: Puede manifestarse con dolores en la zona del pecho, el estómago, la espalda, e incluso hacernos sentir agudos dolores de cabeza.
  • Emocional: Nos sentimos constantemente tristes, irritables al relacionarnos y altamente nerviosos cuando estamos a punto de accionar.
  • Diálogos internos: Mentalmente nos empezamos a auto-reprochar, nos acusamos a nosotros mismos y generamos pensamientos que dañan nuestra valía.

Aprende a afrontarla

Si sientes que actualmente cargas con este sentir, ¡tranquilo! Desde el Coaching Ontológico tenemos algunos consejos que te ayudarán a dar una mirada a tu interior y así lograr llevar nuevamente una vida plena y tranquila.

Aprende-coaching-prueba-7-dias-gratis

1. ¿Cómo actúa en tu vida?

Para conocer la raíz de tu culpa es importante que analices cuáles son las manifestaciones que esta tiene sobre ti, especialmente en tu diálogo interno. Pregúntate cómo actúa la culpa en tu día a día y en cuántas ocasiones sientes que te dice algo antes de interactuar con tu entorno.

Conocer este aspecto te ayudará a cuestionarte el por qué haces determinadas cosas contigo mismo o con el resto, a saber si esta culpa nace de una falta hacia tus valores o desde la opinión de otras personas.

2. Acéptala

Para dejar ir a culpa, debemos aceptar qué o quién nos causa este sentir y asumir la responsabilidad de trabajar un cambio que nos permita soltar. Si alguien en el pasado cumplió en nuestra vida el rol de “culpador”, por ejemplo, es importante hacer una diferencia entre nuestro pensamiento y el de dicha persona. Las creencias y prioridades de otros no necesariamente deben ser las mismas que las nuestras.

Aceptar y perdonar la culpa.
Aceptar es la base del cambio.

La aceptación es fundamental para recordarnos a nosotros mismos cuáles son nuestras prioridades y poner un alto sobre aquellos terceros que estuvieron imponiendo este sentir en nosotros.

3. Cuidado con lo blanco y negro

Al momento de aceptar tu responsabilidad, recuerda evitar los pensamientos polarizados que podrían surgir de ahí. Aceptar la culpa sobre situaciones del pasado también implica dejar ir y perdonarnos a nosotros mismos.

Evita buscar la aprobación de otros. El hecho de que la culpa en su versión más sana nos ayude a adaptarnos a la sociedad y círculos que componemos, no quiere decir que debas ajustarte a los deseos de los demás; sino que seas fiel a ti mismo sin necesidad de dañar psicológica o físicamente a otros.

4. Sánala

Rehuir esta emoción sólo terminará en una explosión de culpa que tarde o temprano se manifestará en una ocasión puntual que la dispare. Por ello, es necesario que una vez reconocido este sentir, te tomes el tiempo que necesites para sanar.

Pregúntate qué acciones responsables puedes tomar para liberar la culpa que nace de ti; por ejemplo: ser y recordarte a ti mismo quién eres, perdonarte y tener en cuenta tus valores al accionar en futuras ocasiones, evitando trasgredir tu moralidad en el intento de complacer a otros.


En pocas palabras, la culpa puede nacer desde el incumplimiento de una creencia interna o desde la acusación de terceros; siendo el segundo caso el más tóxico. Sentir culpa es una elección personal y la base de hábitos dañinos que podemos cargar por largo tiempo si no la dejamos ir.

¡Te invitamos a poner en práctica los consejos de este artículo y liberarte de la culpa de una vez! ¿Sientes que quieres seguir desarrollándote personalmente? Te invitamos a contactarnos e iniciar esa transformación que necesitas junto al Coaching Ontológico.

prueba-gratis-7-dias

Axon Training

Somos el Instituto número Uno en formación e-learning de Coaching Ontológico en habla Hispana.

Agrega tú comentario

  • Nuestros principios y normas morales nos pueden hacer sentir culpables de algunos actos, pero e3l sentimiento de culpabilidad puede ayudarnos a intuir y a resolver problemas con inteligencia emocional

  • Gracias a esta lección le encuentro un nuevo sentido al manejo y significado de la culpa. Lo importante que es transformarla en funcional y sacar un provecho de aprendizaje para mejorar aquello consideramos una falta mediante nuevas declaraciones que nos ayuden a cambiar o modificar el sentimiento de culpabilidad. Ver la culpa como un indicador una señal que te alerta que esras saliendo del limite de aquello que consideras un valor importante en tu vida o en la de los demas.

  • me resulta interesante “apropiarme” del concpeto de “Culpa Funcional” entendiendola como facilitadora de darse cuentas y procesos de cambio.

  • Ahora entiendo mejor como manejar esta emoción y se trata de convertirla en funcional para tomar las medidas adecuadas para salir de ese estado de culpabilidad que cansa, maltrata, paraliza.
    Mediante declaraciones que me ayuden a mejorar esa situación que me genera la culpa podemos pasar de un sentimiento limitante a una oportunidad de hacer las cosas de otra manera que me brinde nuevas oportunidades.

  • GRAN APRENDIZAJE!!! COMO TODAS LAS LECCIONES…
    ME RECONOZCO QUE A VECES ME PONGO EN LUGAR DE CULPADOR ME SENTIA MAL CUÁNDO LO HACIA, PERO AHORA ENCUENTRO UNA GRAN EXPLICACIÓN Y ES MOMENTO DE REPARAR… MUCHAS GRACIAS !!!!!

  • De niña he cargado la culpa, por sentir responsabilidad de cosas que no le corresponden a una niña y por herir con una acción desde la ingenuidad y movida por querer entregar consuelo, lo primero lo comprendí, pero lo segundo aun estoy en proceso,¿ Como busco solución o un aprendizaje a una situación que aun me da mucha tristeza?

  • A menudo siento culpa, pero también siento que realizo cosas por compromiso. Vistas a familiares por el solo echo que es familiar, faltar al trabajo por enfermedad, no estará presente en todos los cumpleaños que me invitan y así en varios temas cotidianos. Me afecta y mucho tener culpa.

  • Esta leccion podria complementarse con mayor informacion sobre valores, definicion y tipos. Y mas contenido sobre còmo trabajar la culpa en distintos ambitos. Gracias

  • La culpa es algo que todos en algún momento sentimos, y que si puede modificar nuestro presente, en mi caso afecta la toma de decisiones; por el miedo a equivocarme y volver a sentir culpa. Con esta lección me pongo en la tarea de volver esa culpa funcional. Por tanto esta lección no solo me deja conocimiento sino que también me invita a mejorar mi vida, a ser inteligente emocionalmente.

  • La culpa es algo que todos en algún momento sentimos, y que si puede modificar nuestro presente, en mi caso afecta la toma de decisiones; por el miedo a equivocarme y volver a sentir culpa. Con esta lección me pongo en la tarea de volver esa culpa funcional. Por tanto esta lección no solo me deja conocimiento sino que también me invita a mejorar mi vida, a ser inteligente emocionalmente.

  • muy saludable el aceptar cuando tienes responsabilidad de culpa, en lo personal todos los conocimientos adquiridos me ayudara mucho.

  • Mi experiencia de culpa , es que por trabajar perdí de pasar tiempo con mi hijo! hoy ya tiene 28 años y me lamento de esa situación .

  • Gracias por esta sesión. Me ha tomado tiempo, pues conecto con mis normas y creencias personales, en momentos que debo agradecer se presenten y me permitan trabajar estos temas que me ayudarán a mi desarrollo personal y poder lograr mi realidad ideal.

  • Me llamò mucho la atenciòn entender que la culpa està directamente relacionada con la escala de valores que tiene una persona y que esta se puede trascender en la medida que estos sean replanteados. Es muy interesante el ejercicio. Lo he hecho y me doy cuenta que hay cosas que tenia definidas como valores, cuando no los son. Me apoya mucho esta lecciòn,

  • El ssentir culpa es darle poder al culpador. Si nos liberamos de esa culpa podremos dar un paso hacia adelante y atrevernos a hacer aquello que puede cambiar nuestra vida ya sin culpa.

  • Para mi lo importante de esta lección fue tomar conciencia que el generador de la culpa soy yo mismo, al establecer, una escala de valores.
    Es importante para mi también tomar conciencia, de que puedo controlar mi culpa, si logro identificar aquello que la produce.
    Queda por tanto en mi el poder de convertir la culpa en funcional que repara o disfuncional que descompone.

  • Fue una lección muy útil. Me encantó poder vislumbrar la culpa como indicadora de algo que se puede modificar. Es decir, poder hacer algo con ella que sea funcional para mi vida. Gracias!

  • La culpa es una emoción muy complicada, porque te juzga, te califica, te observa, permanentemente está haciendo juicio de tu conducta; se genera muy fácilmente y solo puede ser controlada por ti mismo.

  • Aprendí que la culpa se libera haciéndose responsable de sus acciones, para no tener que dar explicaciones para justificar mis faltas.

  • Interesante distinguir entre la CULPA FUNCIONAL Y LA DISFUNCIONAL, para tomar correctivos en esos sentimientos que en ocasiones trasladamos a los hijos.

  • Me doy cuenta que hasta hoy vivía con la culpa disfuncional. Sintiendo culpa por no cumplir con los mandatos impuestos.
    Ahora soy responsable de mis acciones, y decisiones, tomaré la culpa como un aviso para revisar lo que sucede a partir de ahí realizar nuevas declaraciones.

  • Hay culpas siguen muy arraigadas, y entiendo ahora que es por los valores tan fuertes que sostengo. Esta leccion me sirvio para ponerme a trabajar en esas culpas disfuncionales que no me hacen bien.

  • Conocer la importancia de la culpa, ayuda a reconocer y mejorar nuestras promesas y poder mejor internamente cualquier sentimiento de culpa, estando claros el porque se ocasionó el mismo.

  • Qué importante es aprender a distinguir la culpa en sus primeros niveles para poder tomar acción.Pues de esa acción o acciones depende que yo pueda avavzar en libertad.

  • Respecto a la culpa si, a veces me he sentido culpable por situaciones familiares y he cargado con ese dolor durante mucho tiempo, hasta pude determinar el porque de la emoción. En la actualidad siento que estoy atravesando por diferentes emociones de las que me hago responsable para liberarme.

  • Me quedo con el aprendizaje que la culpa se refiere en coanching ontologico es el espacio emocional al traicionar nuestros principios o valores ( norma social).

  • desde que tengo memoria sentí culpa, por todo lo que hacia o quería hacer a favor mio gracias a mucho trabajo personal hoy puedo vivir mas liviana pudiendo hacer de este sentimiento una alerta funcional.

  • Es muy enriquecedor para mi persona haber aprendido que la culpa puede ser funcional y haber aprendido que puedo responsabilizarme para liberarme de la culpa de una manera reparadora.

  • La culpa la podemos manejar para que no nos domine si no nos alerte y poder tener control sobre ellas y precaución en el futuro

  • La culpa es una emoción que me trajo siempre muchos trastornos en mis vínculos y en mi
    manera de relacionarme. Poder distinguirla desde el coaching me dio muchas herramientas para poder trabajar de manera saludable y ser mas responsable de mis emociones. Me siento muy feliz con este aprendizaje y estoy segura de que mucho de lo que no podía resolver , va a cambiar de manera positiva a partir de ahora. Sigo proyectando mi futuro sobre la construcción de mi realidad ideal, día a día y paso a paso.

  • fue importante poder determinar los momentos en los que sentí culpa, como así también el detonante, poner en palabras una salida responsable y reparadora para las culpas que aún hoy existen, es como sanar y alivia y libera, fue una clase muy práctica, con ejemplos muy claros y el video con una explicación clara y sencilla.

  • Es sorprendente saber distinguir que orina la culpa y el porqué para solucionar las situnción que nos llevó a ella y aprender.